El 17 de marzo se cumple el 32 aniversario de una de los mejores combates de los tiempos modernos- la pelea del año del 1990 y en la que intervino quizás la decisión más controversial de un referí para detener una pelea en la historia del deporte.

La pelea de unificación del título de peso junior wélter entre el mexicano Julio César Chávez y Meldrick Taylor fue altamente anticipada y produjo más de lo que es posible pedir aquella noche del 17 de marzo del 1990 en el Hilton de Las Vegas. Sola digan “dos segundos” a cualquier fanático del boxeo y van a saber de lo qué hablas. Restaban dos segundos en la batalla épica cuando al árbitro Richard Steele detuvo la pelea, otorgándole a Chávez uno de los regresos más dramáticos en los anales boxísticos, quizás la victoria más grandiosa de su histórica carrera, y posiblemente la victoria más grande del boxeo mexicano.

Considerado el mejor boxeador libra por libra del momento, Chávez ya había ganado cuatro cinturones de campeón para el 1990. Su título de peso junior wélter del CMB y su récord perfecto de 66-0 (55 KO) estaban en juego en el combate de unificación contra Taylor, el ex medallista de oro olímpico que tenía récord de 24-0-1 y defendía por primera vez su título junior wélter de la FIB.

Revisitamos lo que ocurrió antes, durante y después de ese histórico desenlace, uno que volvió a estremecer al mundo apenas un mes después de Douglas-Tyson.

JulioCésarChávez #ElCésardelBoxeo #MeldrickTaylor