Juliane Assange y la vulneración a la libertad de prensa. Estamos en el mundo al revés, donde un periodista filtra y exhibe los excesos del ejército de estados unidos contra civiles en Irak y Afganistán y diversas regiones alrededor del orbe, pero en lugar de que el denunciado, en este caso Estados Unidos, sienta vergüenza por lo sucedido y pida disculpas (cosa que nunca hará el tío Sam), se emprende una persecución contra quien les sacó sus trapos al sol.

Estados Unidos acusa a Julian Assange de 18 cargos, incluyendo romper la seguridad de las bases de datos del ejército estadounidense para adquirir información sensible secreta relacionada con los conflictos en Afganistán e Irak, y que luego publicó en el sitio web de Wikileaks.

Aquí el video: