Los gigantes y el diluvio. Note que la Biblia nos dice que durante el Diluvio, solamente se salvaron Noé y su familia. No se nos dice que ninguno de los hijos de Noé era gigante ni descendiente de gigantes.

Sin embargo, la Biblia nos hace sentir escalofrío cuando nos informa en Números 13:33 que ¡estos Nephilim (o gigantes) también habitaban la tierra después del diluvio! ¿Qué significa esto? Que la unión entre los ángeles caídos y las mujeres continuó después del diluvio.

Es por esta razón que Dios escogió a uno solo de los hijos de Noé, a Sem, para que a partir de ese momento, por lo menos esta línea genealógica se mantuviera pura de influencia o mezcla angélica y así el Mesías pudiera nacer eventualmente.

Aquí el video: