El astro argentino le dijo adiós a la que fue su casa durante toda una vida como futbolista. Hoy busca nuevos horizontes siendo el mejor jugador del mundo en la actualidad, donde su salario anual está cotizado en más de 70 millones de euros, siendo el segundo mejor deportista mejor pagado del planeta.

Los grandes clubes se pelean su compra, pues es una marca que significa una inversión e incremento en los ingresos de los clubes, pues si muchos en el planeta seguían al Barcelona, era solo por ver a Messi. El equipo que lo contrate atraerá todos los reflectores a nivel global, sobre todo en las transmisiones y venta de playeras.

Aquí el video: