Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, designó a Félix Salgado Macedonio y a Raúl Morón Orozco como presidentes estatales del partido en Guerrero y Michoacán, respectivamente. Los dos morenistas a quienes la autoridad electoral les impidió el registro como candidatos a gobernadores, se encuentran reunidos ahora con la Comisión Nacional de Elecciones en donde se les notificó de su nueva encomienda.

Se espera ahora que se designen los nombres de quiénes contenderán, con la bandera del partido, por las gubernaturas de Guerrero y Michoacán. Con ésta decisión, tanto Morón como Félix, por el hecho de ser dirigentes estatales, pueden seguir haciendo campaña oficial en favor de quien se designe como candidatos.

De ésta forma, la treta del INE y del Tribunal Electoral, de lesionar a MORENA, lo ha fortalecido, solo cambiando la estrategia y sus ases de puesto. tanto Lorenzo Córdova como Ciro Murayama estará echando fuego por la boca, pues su jugada no les salió y en cambio, le han hecho una campaña mediática sin precedentes a MORENA, para arrasar en esos Estados.