Después de un partido de final contra Honduras en la categoría olímpica Sub-23, México termino en el tiempo regular con marcador de 1-1. Empezó ganando la escuadra azteca a través de la vía penal, sin embargo, en el segundo tiempo, Honduras encontró la igualada a 1, con un tirazo de media distancia.

La agonía se alargó media hora más con los 2 tiempos extras, donde ambas escuadras sufrieron los estragos del cansancio en sus jugadores, lo cual definitivamente, todos han considerado un error de la CONCACAF, de poner pocos días de descanso entre las semifinales y finales. Hubo varios jugadores acalambrados.

El campeón del certamen se tuvo que decidir desde los 11 pasos del punto penal, donde el arquero mexicano Jurado, fue el héroe en el primer tiro penal, donde le detuvo al jugador hondureño. Acierto de los jugadores mexicanos que anotaron sin errar, y el último tiro, le dio el título a la escuadra nacional, es un estadio Jalisco , ya con aficionados en las gradas, pocos, peor muy emotivos.