El jefe Diego, beneficiario de un despojo. Exigen ejidatarios devolución o pago justo por las tierras expropiadas en Playa Diamante en 1992.

Acapulco, Gro., 9 de octubre. Huizaches, nopales y maleza crecen en las cinco hectáreas y media de Playa Diamante que son propiedad del senador panista Diego Fernández de Cevallos, las cuales originalmente fueron expropiadas por el gobernador José Francisco Ruiz Massieu “con el objetivo de promover el fomento y el desarrollo de la actividad turística en la entidad”.

Cerca de los dos lotes propiedad del jefe Diego se construye, desde hace poco más de 10 años, una zona exclusiva de condominios y hoteles de gran turismo, en el lugar que alguna vez fue tierra de pequeños propietarios y de centenares de ejidatarios viveristas en el predio conocido como La Zanja, quienes de pronto se vieron despojados de sus espacios por el entonces gobernador priísta, a quien la izquierda guerrerense bautizó como ”el déspota ilustrado”.

FUENTE: MISAEL HABANA DE LOS SANTOS, CORRESPONSAL DE LA JORNADA.

Aquí el video: