El intento de censurar al Presidente por parte del Lorenzo Córdoba y Ciro Murayama, fracasó, pues la medidas inhibitorias, fueron impugnadas tanto por MORENA como por la Presidencia de la República que finalmente fue resuelto por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Era simple, pues el Consejo General del INE no puede censurar eventos inciertos y futuros cuando aún no han sucedido, la ley es clara y también el derecho a la libertad de expresión. El principal argumento es que no tiene las facultades para decidir que se debe y que no se debe decir.

De esta forma, las mañanera del Presidente AMLO quedan blindadas, así como su libertad de expresión, aunque siempre es muy cuidadoso con sus comentarios para no dar tela de donde cortar o motivos, y más que nada porque predica cono el ejemplo, como dice: “No somos lo mismo”, refiriéndose a los gobiernos corruptos anteriores y que utilizaban recursos públicos con fines electorales.