La ONU denuncia el acaparamiento de vacunas y el aumento de las desigualdades. António Guterres señala que la prioridad para la ONU, este año, es lograr que las vacunas contra el covid-19 lleguen a todos.

El jefe de la ONU, António Guterres, denunció la falta de solidaridad en la distribución de vacunas contra la covid-19 y la explosión de desigualdad que se está produciendo durante la pandemia, problemas ante los que exigió acciones urgentes.

“Aquellos cuyas oportunidades vitales ya eran reducidas por la desigualdad y la injusticia, con base en sus ingresos, raza, género y otras formas de discriminación, son los que más están sufriendo el impacto de la covid-19”, destacó Guterres al presentar sus prioridades para este año.

Según el diplomático portugués, tras un 2020 de “tragedias”, 2021 debe ser un año de “cambio”, que dé respuesta a la crisis desatada por el coronavirus, pero también a problemas como una creciente desigualdad y un modelo económico no sostenible que ya venían de atrás.

LA COVID-19 Y LAS VACUNAS

La prioridad número uno para Naciones Unidas este año es la respuesta a la covid-19 y, en particular, lograr que las vacunas contra el virus lleguen a todos.