Para el próximo domingo en horas de la madrugada el Gobierno de México estará recibiendo un millón de dosis de vacunas que fueron logradas gracias a las gestiones realizadas por todos los equipos, tanto de Presidente, Relaciones Exteriores, Salud y Secretaría de Hacienda, con la empresa Astra Zeneka.

Las dosis provienen de la fábrica de la India, mientras en México ya se está preparando la fabricación de la misma, pero lleva sus tiempos. Lo que se puede ver ahora mismo es el cáncer que dejó el gobierno neoliberal a México con un nulo sistema de fabricación de vacunas y farmacéuticas que pasaron a ser solo distribuidoras de medicamentos importados.

Ahora con la próxima fabricación de la vacuna de Astra Zeneka en México, se dará un impulso a las empresas nacionales diferentes a Pisa y el resto que solo se dedicaban a exprimir del erario público, elevando costos tano de los medicamentos importados como de los poco producidos en territorio nacional, y con mala calidad.