El mayor error del Pentágono es que se concentra demasiado en las supuestas amenazas provenientes de Rusia y China, advierte el analista William Hartung. Si bien ambos países plantean retos para Washington, los desacuerdos con estos dos países se pueden atajar con herramientas como la diplomacia inteligente.

Para solucionarlos, Washington no necesita desencadenar una nueva Guerra Fría y una costosa e innecesaria carrera armamentística, escribe el periodista en su artículo para la revista Forbes. La pandemia, el cambio climático, el racismo y las penurias económicas representan las mayores amenazas para la seguridad de EEUU actualmente, sostiene.

Más diplomacia y menos guerra
Mientras tanto el presupuesto del Pentágono alcanza sus máximos históricos y supera mucho más los recursos que se gastaron en los momentos más críticos de las guerras de Corea y Vietnam. Hoy en día Estados Unidos gasta en sus Fuerzas Armadas casi tres veces más de lo que asigna China, y aproximadamente diez veces más de lo que se permite Rusia.

“Esto es mucho más de lo que se necesita para proporcionar una defensa robusta de EEUU y sus aliados”, enfatiza Hartung.
Por su parte, el grupo de trabajo del Centro para Política Internacional calculó que Estados Unidos podría estar más seguro si se gastase sustancialmente menos en el Pentágono.