¿PUEDES ENTRAR EN UN AGUJERO NEGRO Y SOBREVIVIR?

Curiosamente, la respuesta es ‘sí’, pero solo si el agujero es supermasivo y aislado. Asimismo, una persona que entre en el agujero no puede esperar volver ni contar su experiencia.

En el universo, hay varios tipos de agujeros negros, pero solo dos básicos y más importantes. El primero no gira, es eléctricamente neutro y tiene la masa de nuestro Sol. El segundo es un agujero negro supermasivo, con una masa de millones e incluso miles de millones de veces mayor que la del Sol.

Además de la diferencia de masa, lo que también los diferencia es la distancia desde su centro hasta su horizonte de sucesos, una medida llamada distancia radial. El horizonte de sucesos de un agujero negro es el punto de no retorno y todo lo que pase por este punto será tragado y desaparecerá para siempre de nuestro universo conocido.

La distancia radial depende de la masa del respectivo agujero negro y es clave para que una persona sobreviva al caer en uno. Para un agujero negro con una masa solar, el horizonte de sucesos tendrá un radio de algo menos de tres kilómetros.

De este modo, alguien que caiga en un agujero negro de tamaño estelar se acercará mucho más al centro del agujero negro antes de pasar el horizonte de sucesos. Esto implica, debido a la cercanía del centro del agujero negro, que la atracción del agujero negro sobre una persona diferirá en un factor de 1 billón de veces entre la cabeza y los pies. Bajo este impacto, una persona simplemente será dividida en trozos finos parecidos a espaguetis.

En cambio, el agujero negro supermasivo en el centro de nuestra Vía Láctea tiene una masa de unos cuatro millones de masas solares y un horizonte de sucesos con un radio de 12 millones de km o 17 radios solares.

Ahora bien, una persona que cayera en un agujero negro supermasivo llegaría al horizonte de sucesos mucho más lejos de la fuente central de atracción gravitatoria, lo que significa que la diferencia de atracción gravitatoria entre la cabeza y los pies sería casi nula. Por tanto, la persona atravesaría el horizonte de sucesos sin ser repartida en trozos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.