Los principales medios occidentales, que lanzaron una auténtica campaña de desprestigio de la vacuna rusa Sputnik V tras su registro en agosto, ahora se ven obligados a admitir su eficacia y seguridad. Pero algunos no abandonan su estrategia de politizar el tema incluso tras la aprobación del fármaco en la comunidad científica internacional.

La prestigiosa revista científica Lancet publicó el 2 de febrero los resultados de los ensayos clínicos de fase III de Sputnik V, que confirman su alto nivel de eficacia de 91,6%, inmunogenicidad y seguridad. La vacuna proporciona una protección completa contra los casos graves de COVID-19.

Ahora, los principales medios occidentales, que habían lanzado toda una campaña de desprestigio de la vacuna rusa, se ven obligados a reconocer su validez.
El periódico británico Independent admite que el uso masivo de la vacuna en Rusia “mucho antes de que se completaran los ensayos” suscitó un gran escepticismo en la comunidad científica internacional, que afirmó que Moscú se había adelantado en la búsqueda de beneficios políticos.

“Sin embargo, la confirmación de la eficacia y la seguridad de Sputnik V ha sido muy bien recibida”, señala el medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.