El triángulo de las Bermudas está formado por 1,1 millón y medio de kilómetros cuadrados en alta mar dentro de un triángulo equilátero (de ahí su nombre) que forman las puntas de las islas Bermudas, Puerto Rico y Miami en Florida, Estados Unidos.

Este triángulo imaginario encierra un secreto dentro de ella: cientos de barcos han desaparecido desde que se tiene noticia de este lugar, casi cien aviones –que se sepa– y miles de personas.

Hay una fecha que marca el inicio de este misterio: el año 1945. Una cuadrilla de 5 aviones de la marina de Estados Unidos que sobrevolaban la zona desaparecieron. Incluso desapareció un sexto aparato, un avión de emergencia Martin Mariner que acudió al rescate de los cinco primeros. Desaparecieron 27 personas sin dejar rastro. ¿La última comunicación que se tuvo con ellos? Uno de sus miembros aseguró que estaban completamente perdidos y que no sabían qué rumbo tomar.

Por otro lado, la primera noticia escrita que se tiene es en el año 1950 de la pluma del periodista sensacionalista Edward Van Winkle Jones, que escribió en el diario Miami Herald acerca de la extraña desaparición de un gran número de barcos en las costas de las Bahamas. Dos años después se sumó a este misterio el escritor George X. Sand, que aseguró que en la zona había unas misteriosas desapariciones marinas y más adelante, en el año 1964, la revista de artículos de ficción Argosy Magazine publicó un completo artículo titulado «El mortal Triángulo de las Bermudas» en el que hablaba de extrañas desapariciones, fenómenos paranormales y misterios que hacían que quién navegaba esas aguas automáticamente desaparecía.

Existen diversas teorías, todas sin demostrar, que pretenden explicar el fenómeno que ocurre en esta zona.

Entre esas se encuentran, la teoría del agujero negro, ciudades perdidas como la Atlántida, monstruos marinos, ovnis, entre otras. los científicos han dicho teorías mas probables como lo son, los errores humanos, meteorología, variaciones magnéticas y niebla electrónica, agujeros azules y explosiones de metano.

Las teorías son muchas, desde las más extravagantes a las más científicas pero ninguna la que soluciona este enigma, o quizá un cúmulo de todas. Aún así, finalmente, la realidad se impone: no hay nada en esta zona de nuestro planeta que sea de especial relevancia comparándola con otras zonas. Pero está claro que para el ser humano siempre ha sido más romántica la idea de algo sobrenatural porque ¿qué sería de esta vida sin misterios?