RUSIA Y CHINA EXCLUYEN A PORTAVIONES DE EEUU

En agosto de 2020, China lanzó dos misiles balísticos que alcanzaron un blanco móvil en el mar de China Meridional. Este ensayo fue el indicio más reciente de que los portaviones estadounidenses, considerados durante mucho tiempo como reyes de los mares, podrían enfrentarse pronto a una verdadera amenaza para su existencia.

La prueba fue la primera demostración conocida de misiles balísticos antibuque de largo alcance de China contra un blanco móvil, mientras que la marina rusa realizó su tercer lanzamiento de prueba del misil de crucero hipersónico antibuque Tsirkon en el mar Blanco en diciembre. Lanzado desde una fragata, el misil alcanzó una velocidad de casi 10.000 km/h antes de golpear un objetivo costero a más de 300 km de distancia.

Los portaviones estadounidenses siempre han estado entre los mayores objetivos de los rivales, asegura el columnista de Business Insider Benjamin Brimelow. Incluso los soviéticos los reconocían como una plataforma de armas dominante, especialmente después de que se dieran cuenta de que podían ser equipados con aviones que transportaban cargas nucleares

Con el fin de la Guerra Fría y la desaparición de la Unión Soviética, el dominio de los portaviones de EEUU parecía más que asegurado. Esos buques desempeñaban un papel clave en los conflictos en los que EEUU se involucró desde la década de 1990, destaca el columnista.