La Aliaza Federalista, aparte de estar desesperados porque MORENA encabeza la mayoría de la preferencia electoral para 2021 a nivel gubernaturas, ya no saben que hacer porque no podrán lucrar con la vacuna.

Quienes van a aplicar la vacuna serán las fuerzas armadas y los primeros Estados en recibirla serán Coahuila y la Ciudad de México. Los gobernadores panistas se sienten derrotados, e impotentes pues tampoco podrán sacar provecho político de la vacuna.

Y es que ellos representan un peligro porque serían capaces hasta de condicionar votos electorales a favor del PAN a cambio de que los ciudadanos recibieran la vacuna.