La gran conjunción de Júpiter con Saturno y el solsticio de diciembre 2020: la puerta hacia la era de Acuario. Es el evento astrológico más importante en décadas. Además, es llamativa la coincidencia de esta impactante conjunción con el solsticio y su carga simbólica. Todo anuncia el comienzo de un gran cambio de conciencia para la humanidad.

En la noche del 21 de diciembre -en coincidencia con el solsticio de verano en el hemisferio sur y de invierno en el norte, Júpiter y Saturno se encuentran nuevamente en el cielo después de 20 años, serán visibles en el crepúsculo y tendrán la apariencia de un planeta doble.

Es llamativa la sincronicidad de esta conjunción con el solsticio -y la Navidad-. El solsticio sucede dos veces al año – el 21 de diciembre y el 21 de junio- y es el momento en el que, visto desde la Tierra, el Sol parece detenerse.

“Sol quieto o solsticio”. Podemos ver al Astro Rey estacionado en el cielo durante tres días para luego, cada 24 de diciembre o 24 de junio-, retomar su movimiento. La aparente detención de sol tiene también un alto poder simbólico: frenar la aceleración de la conciencia cotidiana para detenerse a observar, evaluar y redireccionar decisiones y proyectos.

Aquí el video: