Algo inusitado e inverosímil acaba de ocurrir. Un magnate, que quizá por curiosidad, por el afán de averiguar y cerciorarse de la confiabilidad de las pruebas rápidas, de las que varios gobiernos han alardeado e incluso endeudado a sus pueblo con tal de comprarles, parece ser un vil engaño.

El nombre del magnate que te hablo es Elon Musk, que sin miedo ni tapujos el día de ayer, decidió realizarse 4 pruebas rápidas de Antígeno fabricadas por la empresa BD, de Estados Unidos, si embargo, los resultados fueron sospechosos y poco confiables.

De las cuatro (4) pruebas realizadas, dos (2) salieron positivas y dos (2) negativas, es decir, mostraron una confiabilidad de 50%, lo cual se traduce en que no son confiables y por lo tanto, a alguien que no tenga el virus, le pueden decir que está infectado, y que es asintomático, una vil patraña.

Aquí el video: