La carta en la que tres senadores estadounidenses advierten de que se impondrán sanciones contra el puerto alemán de Sassnitz-Mukran, que participa en el proyecto Nord Stream 2, es “una declaración de guerra económica”. Así lo afirmó a la agencia DPA el exministro para el Medio Ambiente Jurgen Trittin, diputado del Bundestag de los Verdes.

En una carta al operador portuario, tres senadores Ted Cruz, Tom Cotton y Ronald Johnson exigen que dejen trabajar en la construcción del Nord Stream 2. De lo contrario, el puerto podría ser objeto de sanciones que llevarán a la “ruina financiera”.

El diputado pidió a Alemania y a la UE dar una respuesta decisiva a EEUU, por ejemplo, aplicando medidas contra el gas de esquisto estadounidense.