El último golpe a los huachicoleros del Golfo, que de forma ilusa intentaron hacer los mismo que durante décadas hicieron: robar barriles de petróleo, pero no fue así, ahora los puertos bajo el resguardo de la Secretaría de Marina, fueron detectados y se incautó un barco, así como 60 mil barriles de crudo.

Sin duda alguna la etapa de saqueo a los recursos naturales de México, ha finalizado, porque ese petróleo mexicano robado era procesado en refinerías de todo el mundo, sobre todo de Texas, y regresado a nuestro país ya refinado en forma de gasolinas. Un mercado negro que operaba con total impunidad.

Aquí el video: