El culto a la muerte y el Día de Muertos han estado presentes en muchos pueblos a lo largo de la historia. En México es un legado ancestral que puede verse en las distintas culturas prehispánicas que habitaron el territorio, y es una celebración que continúa viva hasta nuestros días.

Los orígenes de la tradición del Día de Muertos son anteriores a la llegada de los españoles, quienes tenían una concepción unitaria del alma, concepción que les impidió entender el que los indígenas atribuyeran a cada individuo varias entidades anímicas y que cada una de ellas tuviera al morir un destino diferente.

Aquí el video: