La Cuarta Transformación que ha iniciado el Presidente Andrés Manuel López Obrador, de forma sorprendente, logró sentar a las cuatro (4) televisoras más grandes del país y con cobertura nacional, pero con los más bajos niveles de rating en la historia y con una situación financiera endeble.

Aceptaron realizar un convenio con el Gobierno de México y la Secretaría de Educación Pública, para llevar material educativo, derivado del anuncio de que solo las clases presenciales serán activadas en semáforo verde, cosa que se ve aún lejana y compleja en las urbes más pobladas del país.

En la mañanera estuvieron presentes Emilio Azcarraga Jr. por parte de Televisa, y los representantes de TV Azteca, Imagen TV y Multimedios de Olegario Vázquez. De igual forma, quienes serán la parte más importante serán Canal 11 y Canal 22 del Gobierno, que serán los encargados en crear y producir el contenido, que las televisoras privadas, re-transmitirán.

El Presidente AMLO reconoció que el primer esfuerzo fue con el convenio con Hospitales Privadas en materia de salud, y ahora para la educación, con las televisoras, y claro, el actor principal, el pueblo de México. Ya del alguna forma, tendrán rating esas televisoras que por tantos años le hicieron daño a los mexicanos y lo siguen haciendo, tergiversando la información para atacar al gobierno del Presidente AMLO.