Se denomina Avión Presidencial mexicano a una o varias aeronaves propiedad del gobierno de México asignadas como transporte al servicio del presidente de México para ser operadas por la Coordinación General de Transportes Aéreos Presidenciales dependiente del Estado Mayor Presidencial. Tienen asignado el identificativo TP “Tango Papa” por Transporte Presidencial más un designador numérico, por ejemplo: TP-01, TP-02, etc.

La flota de aeronaves fue puesta en tierra con el fin de ser subastada, debido a que el presidente del país Andrés Manuel López Obrador decidió usar aeronaves comerciales para sus giras. Hasta 2018 la última aeronave presidencial en ser adquirida era el “José María Morelos y Pavón”, una aeronave Boeing 787-8 matrícula XC-MEX equipada con diversas instalaciones ejecutivas.​

El vuelo inaugural de este avión fue el 10 de febrero de 2016, en un viaje a Hermosillo, Sonora, para conmemorar el día de la Fuerza Aérea Mexicana. Dadas las políticas de austeridad del gobierno del presidente, el Boeing 787-87 salió de territorio nacional el 3 de diciembre de 20183​4​ para buscar un comprador. En enero de 2020 tras no conseguir comprador alguno​ el avión regresará a México​.