Detrás de los pseudo periodistas que se la pasan atacando a AMLO, hay quienes obviamente los financian, por realizar esa labor. EL Presidente de México, ha manifestado, que de esos financiamientos, como están atacando a su persona, deberán de aportar una cantidad para una causa justa.

Ésta es una medida muy sutil por parte de nuestro mandatario, pues es bien sabido que el hablar mal de una persona, calumniarla y difamarla sin pruebas, es un delito, por lo cual AMLO, podría levantar las demandas pertinente por daño a su honorabilidad.

La propuesta es clara y contundente con un mensaje de fondo: O aportan algo de todo el dinero que les pagan por atacarlo, o nuestro Presidente AMLO podría levantar las demandas penales respectivas e incluso, solicitarles comprueben el origen de sus recursos, a través de su declaración pública, o en su defecto, a través de la UIF (Unidad de Inteligencia Financiera y el SAT).

De hecho éste mensaje incluya probablemente, evasión de impuestos por parte de los chayoteros, que reciben grandes sumas de dinero y no pagan los impuestos respectivas, que quizá vaya más por ese lado, lo que se traduce en fraude al fisco, en éste caso al SAT y a la SHCP.