Este sitio web utiliza cookies
Leer Políticas de privacidad.
ACEPTAR COOKIES

Madres Enfermeras: Quedarte en casa en nuestro mejor regalo

Titulares 75 Vistas

Por Franco Daniel Gómez (Notimex).

“El festejo tendrá que esperar”, es lo que piensan madres que están expuestas todos los días al COVID-19, y aunque añoran las comidas en los restaurantes y estar en familia, prefieren evitar riesgos y no planean nada especial este 10 de mayo.

“Que la gente se quede en casa sería mi mejor regalo porque así podré estar más pronto con mi hija”, afirmó en entrevista con, Blanca Rubicela Martínez Sánchez, urgencióloga en la unidad médica Delgadillo Araujo de Guadalajara y coordinadora del área de hospitalizados de COVID-19.

Los pensamientos de la doctora Rubí, como la llaman sus compañeros, desde hace semanas se enfocan en desinfectarse bien al salir del área de contagios, cuántos pacientes llegarán cuando ella se vaya y sí en algún momento su área se desbordará, por lo que olvidó que se acercaba el Día de las Madres.

“Ni me acordaba que se acercaba el 10 de mayo, me preguntó ni mamá si iba a ir el domingo a su casa. En el hospital también se nos había pasado la fecha. Ahora no va a haber celebración, el mejor regalo es que no haya tantos pacientes, que estemos tranquilos, que estemos bien”, expresó.

Rubí tiene una hija de seis años a la que puede ver cada tres semanas desde el inicio de la emergencia sanitaria. El día de la entrevista con Notimex, debió llevarla a casa de sus padres donde la cuidan. Tenían seis días juntas, tiempo en el cual aplicaron siempre las medidas sanitarias.

A su llegada a casa después de su jornada de trabajo, la especialista activa el “momento de disciplina” al grito de “protocolo, protocolo, protocolo”, lo que implica que los zapatos se queden fuera de casa en un trapo impregnado de cloro.

“Llego directo a lavarme las manos. Mi hija sabe que las luces se prenden con el codo, se lava las manos 20 segundos y rociamos con desinfectante en aerosol donde tocamos. La ropa de la calle se va a un cesto y el uniforme a otro. Todo el día es de protocolo”, relató.

 



Andrea Leclair, the gucci replica mother of the man, who is handbags replica from British Columbia. He said she had been out of replica handbags with replcia watches uk her 44-year-old son, Kristian Lee Baxter, for rolex replica a month, according to the report.

Powered by themekiller.com