Con un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, la Secretaría de Salud prohibió la incineración de cuerpos no identificados e identificados, pero que no fueron reclamados y fallecieron a causa de Covid-19.

“El presente acuerdo tiene por objeto prohibir la incineración de cuerpos no identificados e identificados no reclamados, fallecidos a consecuencia de la enfermedad por el virus SARS-CoV2; así como sugerir medidas para el registro de las defunciones en el marco de la emergencia sanitaria”.





En el documento que se publicó en la edición vespertina del DOF, se prohíbe a todas las autoridades de todos los órdenes del gobierno, así como instituciones públicas o privadas que tengan a su cargo el manejo de los cadáveres, la incineración e inhumación de dichos cuerpos como lo establece la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas.