Por acuerdo de la Comisión de Economía, Comercio y Competitividad de la Cámara de Diputados, se aprobó un plan complementario para las Mipymes para reestructurar su deuda, apoyo a sus proveedores, diferir el pago de impuestos y la devolución de los mismos con saldo a favor a la brevedad; diferir el pago de impuestos, otorgar subsidios a la nómina, y suspender durante cuatro meses las aportaciones obrero-patronales al IMSS, las Afores y al Infonavit.

Los legisladores federales plantearon también que durante la contingencia y, dos meses después, se aplacen los pagos del Impuesto al Valor Agregado (IVA), Impuesto Sobre la Renta (ISR) y demás gravámenes; facilitar el acceso al crédito a través de los programas de garantías de la Banca de Desarrollo, y dar prórrogas de las declaraciones fiscales de 2019 y declaraciones mensuales durante 2020 para jóvenes emprendedores.





Asimismo, en reunión virtual, los legisladores establecieron que la Banca de Desarrollo flexibilice y garantice créditos a las micro, pequeñas y medianas empresas, se otorguen líneas de crédito sin intereses para apoyar a las personas emprendedoras y a las pequeñas empresas, así como que se facilite el tránsito y dar paso gratuito en casetas a vehículos de transporte de carga con artículos de primera necesidad: alimentos, enseres médicos y energéticos.

Fuente: Juan Aguilar