Este sitio web utiliza cookies
Leer Políticas de privacidad.
ACEPTAR COOKIES

¿Permitirías que se te implantara un microchip?

Ciencia y tecnología, Salud, Seguridad informática, Titulares 183 Vistas

Suena algo abominable para muchos, algo inaceptable por los riesgos que conlleva a posible violación de la privacidad de las personas, y sin embargo, siempre existen personas, que piensan lo contrario, porque lo ven como un mecanismo para fortalecer su seguridad personal.

Asimismo, existen empresas, como la sueca Biohax, que les ha insertado un microchip a más de 5.000 (cinco mil) de sus clientes, consiguiendo llevar a la práctica la idea que promovía la serie “El hombre de los seis millones de dólares”.

El chip se inserta entre los dedos pulgar e índice, mediante un pequeño corte y una inyección que inserta el chip (del tamaño de un grano de arroz) debajo de la piel. Puedes verlo en la foto de apertura. Es completamente biocompatible, no molesta ni produce ningún transtorno.





Utiliza la tecnología inalámbrica NFC, al igual que los chips que tenemos en las tarjetas de crédito, smartwatches o móviles. Esto es importante porque significa que pueden ofrecer servicios parecidos.

El chip no tiene batería, así que es pasivo, es decir, no emite ningún tipo de señal. Por tanto, no es rastreable. Tampoco tiene GPS ni ningún tipo de tecnología que permita vigilar a la persona que lo lleva. Sus creadores aseguran que es completamente privado.

Su contenido se lee mediante un escáner de radiofrecuencia RFID, que es compatible con la conexión NFC que llevan casi todos los móviles. Al apuntar con el lector al microchip recibe energía para activarse, y entonces el lector RFID puede leer su contenido.





Su función más practica es eliminar las llaves. Pueden abrir cerrojos electrónicos cuando acercas la mano, tanto en casa como en el trabajo (muchas empresas ya los usan). También sirven para pagar en máquinas expendedoras de comida, o para comprar billetes de metro o autobús, simplemente acercando la mano al lector.

Ya han surgido algunos problemas logísticos. Los primeros chips bajo la piel que se implantaron, hace tres o cuatro años, se han quedado anticuados, y no se pueden actualizar. La única solución es recurrir a la cirugía (superficial) para extraerlos e insertar la nueva versión.

 




Andrea Leclair, the gucci replica mother of the man, who is handbags replica from British Columbia. He said she had been out of replica handbags with replcia watches uk her 44-year-old son, Kristian Lee Baxter, for rolex replica a month, according to the report.

Powered by themekiller.com