Mito 1:
¿Enjuagarse la nariz con solución salina y hacer gárgaras con enjuague bucal, pueden prevenir el contagio del nuevo virus?

Realidad: NO. No ha evidencia de que esta prácticas protejan a las personas de contraer el nuevo virus.

Mito 2:
¿Perros y gatos pueden transmitir el nuevo coronavirus?

Realidad: Actualmente NO hay evidencia de que los animales como perros o gatos puedan infectarse con el nuevo coronavirus, aunque siempre es una buena idea lavarse las manos con agua y jabón después del contacto con las mascotas.

Mito 3.
¿Los antibiótico pueden prevenir y tratar el nuevo coronavirus?

Realidad: NO. El COVID-19 es un virus, los antibióticos no funcionan contra virus, por lo tanto, no deben usarse como un medio de prevención o tratamiento.

Mito 4.
¿El ajo puede prevenir la infección del nuevo coronavirus?

Realidad: NO. El ajo es un alimento saludable pero no hay evidencia de que comer ajo proteja a las personas del nuevo coronavirus.





Mito 5.
¿Se puede contagiar el nuevo coronavirus al recibir un paquete de China?

Realidad: NO. Las personas que reciben paquetes o cartas de China no corren el riesgo de contraer el nuevo coronavirus, los coronavirus no sobreviven por mucho tiempo en objetos, como cartas o paquetes.

Mito 6.
¿La vacuna contra la influenza también protege contra el nuevo coronavirus?

Realidad: NO. Las vacuna contra la influenza no brinda protección contra el nuevo coronavirus, este es tan nuevo y diferente que necesita su propia vacuna. Aunque la vacuna contra la influenza no es efectiva para el COVID-19, vacunarse es muy recomendable para proteger la salud.

Mito 7:
¿El nuevo coronavirus se diagnostica con una prueba rápida?

Realidad: NO. El nuevo coronavirus únicamente se confirma a través de una prueba de laboratorio, llamada PCR.

Mito 8:
¿El nuevo coronavirus solo afecta a las personas mayores?

Realidad: NO. El virus COVID-19 puede contagiar a personas de todas las edades, sin embargo las personas adultas mayores y las personas con enfermedades crónicas pueden ser más susceptibles a enfermar gravemente.

Fuente: Secretaría de Salud México