Así como sucedió con Irán que lo asfixiaron económicamente hasta que cedió ante los intereses de la Banca Rothschild, y pidió préstamos al FMI (Fondo Monetario Internacional), lo mismo intentan hacer con México, con presiones desde Wall Street; quieren obligar a México a utilizar la línea de crédito por U$61 mil millones de dólares que tiene disponible.

Hoy más que nunca debemos apoyar a nuestro Presidente Andrés Manuel, porque aunque la cotización del dólar es importante, ser harán los ajustes pertinentes en el Presupuesto de Ingresos y Egresos, para eficientar el gasto. Adicionalmente como había mencionado, hay un ahorro de $150 mil millones de dólares para éste año 2020.

Las presiones a la moneda mexicana por ese capital especulativo y fondos buitre, se ve marcadamente, porque la moneda mexicana es la única que se está devaluando, y ahora las otras monedas emergentes se están recuperando, algo tan evidente.





¿Por qué tantas presiones a la economía mexicana? Porque 2021 y 2022, van a ser los años de la Independencia Energética de México, algo, que no pueden permitir que suceda las petroleras Texanas, ni Estados Unidos, y aprovechando la crisis mundial, están poniendo toda la carne al asador con la guerra híbrida.

Somos un pueblo que se ha levantado de muchas calamidades y ésta no será la excepción, porque es mejor morir de pie que morir de rodillas, y mucho menos, ante el vecino del norte y los capitales Neoliberales que se niegan a perder lo que la Reforma Energética de Peña Nieto, les había dado en remate.

Que viva la 4T, que viva nuestro Presidente AMLO, que viva México