Sea o no cierto que fue sembrado Covi-019 en China, en la provincia de Wuhan, el hecho irrefutable, es que China enfocó todos sus esfuerzos para disminuir y eliminar de su territorio a dicho virus, y contando con al apoyo de países hermanos como Cuba, México y Venezuela, para finalmente anunciar al mundo, que después de probar más de 30 fármacos, por fin tiene una vacuna.

Sí, una vacuna que está a punto no solo de producir en serie, sino que con toda la curva de aprendizaje y trabajo, China se vuelve a levantar, a poner a funcionar las fábrica, y a dar su apoyo total al mundo, que está padeciendo éste enfermedad, sin buscar fines de lucro o de ganancia.





Aún no está confirmado, pero se espera, conociendo la mentalidad, valores y compromiso moral de los Chinos, por el hecho de que la propagación de la enfermedad inició en la ciudad de Wohan, que en algunos casos haga donaciones de la vacuna a algunos países y a otros solo los dé al costo, sin el objetivo de obtener ganancia alguna. Las pruebas inician en humanos y en abril ya estaría disponible para su distribución.

Con ésto, China se posicionará como la nación más querida de la historia actual, con calidad moral y un ejemplo para el mundo, un ejemplo, para Estados Unidos, los Rocthschild, y los Neoliberales, que solo lucran, con el dolor humano.