A través de conferencia se dio a conocer a través de las bancadas de MORENA, PES, PT, Verde y el resto, el fin del outsourcing, de esa práctica de sub-contratación, avalada por el PAN (Partido Acción Nacional) y el PRI (Partido Revolucionario Institucional) en el sexenio de Borolas FeCalderón.

En ese tiempo se manipuló a la ciudadanía, con el pretexto de que se impulsaría el crecimiento económico, claro, el de las empresas, pero el en detrimento de los trabajadores. Con ésta reforma al artículo 123 Constitucional, dentro del Gobierno Federal, ningún trabajador podrá ser subcontratado, en otra palabras, desaparece el outsourcing.




Es un llamado a la iniciativa privada, para que se preparen, porque no tarda también la modificación a la ley, para no permitir tampoco la subcontratación, dentro de las empresas. A final de cuentas, todo el dinero va a parar a empresas que se comen los presupuestos, no dan prestaciones sociales, no generan antigüedad a los trabajadores y se hacen millonarias a costa del esfuerzo de los trabajadores.