Raymundo Ramos, presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, solicitó al Senado abrir una investigación contra Francisco Javier García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, por 10 ejecuciones extrajudiciales cometidas por policías estatales.

Asimismo, pidió la renuncia del Fiscal, Irving Barrios Mojica, y del secretario de Seguridad Pública del estado, el vicealmirante Augusto Cruz Morales:

“Vengo de Tamaulipas, estamos haciendo un exhorto al Senado de la República, particularmente a los senadores del estado, para que inicien una investigación contra los funcionarios citados, por una serie de ejecuciones extrajudiciales que han estado ocurriendo en esta administración y en donde, en su mayoría, existen tres elementos muy graves, primero que se trata de ejecuciones arbitrarias, segundo la criminalización de las víctimas y tercero, la impunidad”, expuso Ramos.





Añadió que los responsables han sido liberados de manera cómplice, para que no puedan ser presentados ante las autoridades judiciales, y enlistó los casos donde han participado elementos estatales, en los cuales la Fiscalía General del Estado no ha concluido carpetas de investigación.