Había sido un partido de poder a poder, donde a pesar que en el minuto 12 Monterrey se vio sorprendido por Salah que mandó un pase filtrado a Keita quien puso el 1-0. Sin embargo los de MOnterrey sacaron la casta y con un contra-remate de chilena que a finales fue pase de cabeza y rebote que otorgó el arquero brasileño Allison, y Funesmori, no perdonó y se la colocó pegada al poste, para el 1-1.

Un segundo tiempo muy complejo, donde Monterrey mostraba carácter y se mantuvo ida y vuelta el partido, con un Pizarro, con mucha actitud, Gallardo y Dorlan Pabón, llegando por las bandas. Y en la defensa, un Vangioni impecable.





Últimos 3 minutos y se esperaban los tiempos extras, pero, un cambio por demás inoportuno de Mohamed, que sacó al impetuoso Pizarro, y provocó que Liverpool se fuera con todo al ataque. No pasó ni un minuto, y Salah hizo de las suyas por las bandas de nuevo, para mandar un centro que el brasileño Firmiño no desaprovechó y doblegó al arquero Barovero de Monterrey, para firmar el 2-1.

Así Monterrey, solo se quedará con ganas de disputar el 3er lugar.

P.D. Mohamed, no vuelvas a hacer un cambio innecesario cuando el partido esté en vértigo máximo.