No cabe duda que aquellos que son bien llamados conservadores, son hipócritas y amantes de la intolerancia, del tráfico de influencias y de amiguismo. Eso se vio reflejado éste domingo 30 de junio de 2019, con su marcha en contra de la Cuarta Transformación. Una vez más su frustaración salió a flote, ya no solamente agrediendo verbalmente a la Rata Política,sino también llegando a la agresión verbal, a los golpes.

Aquí está claro que se esos aspirantes a fifí, quizá sean aquellos aviadores que les gustaba cobrar sin trabajar, aquellos que eras amigos del moche, y que solo eran un dedo de los grandes machchones, de los verdaderos fifí, que se servían con la cuchara grande y repartían migajas a un grupúsculo.





Hoy que desde nuestro Presidente se respeta la libertad de expresión y el derecho a disentir, ahora resulta, que esos que atacan a diario a AMLO, organizan su marcha, y no son capaces de mantener la cordura y la tolerancia. Menos mal ya no están en el gobierno, y eso les duele, porque hoy día, en la Cuarta Transformación, no hay cabida para los corruptos ni traficantes de influencia.

 
Aquí el video:
 
https://www.youtube.com/watch?v=UeXEVoRUrJM