La defensa en Estados Unidos del “El Chapo” Guzmán, que está defendiendo al jefe del cártel de Sinaloa, afirmó que le dio sobornos a Enrique Peña Nieto y a Felipe Calderón para poder financiar sus campañas presidenciales.

Incluso el cártel de Sinaloa, intentó corromper a AMLO, pero él nunca aceptó, lo cual hoy día deja más claro que el agua, que el peje es incorruptible y en 2018, sin necesidad de dinero sucio, logró ganar la Presidencia de México con el apoyo del tigre que despertó.





Dichas declaraciones se realizan bajo juramento y bajo las leyes de Estados Unidos. Realmente, se siente pena ajena por Peña Nieto, porque finalmente, terminará junto con Felipe Calderón, tras las rejas de los Estados Unidos, aún cuando vendieron los bienes de la nación y ser unos traidores a la patria.

Por fortuna llegó AMLO para recuperar la riqueza nacional.