Los capitales neo-liberales ante su temor de perder nuevamente el sector energético de México, tanto el petrolero como el de electricidad, amenazan a AMLO con no invertir en México, si sigue con su plan de pausar las rondas de licitación.

Pero lo que más les aterra, sobre todo a Wall Street, es que México deje de exportarles petróleo y lo utilice para uso doméstico dándole un proceso completo de refinación, que lo llevaría a la autosuficiencia energético, y no solo eso, dejaría de importarle a Texas 25 mil millones de dólares anuales.





Ante tan panorama, se alistan Rusia y China, para abrirle a México sus inversiones, tanto para las Refinerías, el Tren Maya, Tren Transítmico, y adicionalmente, transferirle tecnología a México, que sin duda alguna sería un golpe mortal para Estados Unidos.

 
Aquí el video:
 
https://www.youtube.com/watch?v=ruUGZpGNM3A