Ante su miedo de que la investigación de Chihuahua, sobre el financiamiento de su campaña en 2011, con recursos estatales públicos, a través del ex-gobernador de Chihuahua, César Duarte de del ex-secretario del PRI (Partido Revolucionario Institucional), y de que la Suprema Corte de Justicia, deseche al Controversia Constitucional, que presentó ante el máximo órgano de justicia en México, Enrique Peña Nieto, hace algo aún más inaudito:

Devela una estatua en Los Pinos, para Andrés Manuel López Obrador. Ésto en su intento por no ser perseguido e investigado por toda su corrupción, y no por parte de AMLO, sino por las demandas y pruebas que ya tienen el gobernador de Chihuahua y que también se estaría sumando la Fiscalía de Durango.





Aparte de que está cerrando su sexenio con la desesperación de textualmente, robar lo que más se pueda, es algo tan contradictorio, que busque un perdón, cuando, cada día de sus últimos días de gobierno, agrega un nuevo caso de corrupción o de opresión económica contra el pueblo de México.

 
Aquí el video:
 
https://www.youtube.com/watch?v=mGlnFvfFArU