Eviel Pérez Magaña, titular de SEDESOL que fue a comparecer a la Cámara de Diputados, mintió al afirmar que SEDESOL tenía 10 mil casas terminadas para entregar a damnificados, a lo cual el diputado Gerardo Fernández Noroña, le solicitó diga la ubicación de dichas viviendas, porque ninguna ha llegado a los damnificados.

Esa es la mentira más grande que incluso que ahora sí le ganó a Enrique Peña Nieto. No solamente el Gobierno de Peña Nieto, y su gabinete han saqueado a México y los apoyos a damnificados del terremoto del 19 de septiembre de 2017, no se salvaron.





Desde las donaciones de gobiernos extranjeros, donde con la única donación de Rusia, se hubieran atendido la construcción gratuita de miles de viviendas, pero no sucedió y se lo robaron para la campaña electoral del PRI, derrochando dinero robado sin pudor ni vergüenza, lucrando con el dolor del pueblo.

 
Aquí el vídeo:
 
https://www.youtube.com/watch?v=mRHEh8r7meQ