Por un lado las violaciones a los procedimientos establecidos en la Ley Electoral, vigente para los Estados Unidos Mexicanos, deja claro que el mega fraude orquestado desde el día de la elección y que lleva casi dos meses y medio con la complicidad del Instituto Electoral de Puebla y de Rafael Moreno Valle, y que sin duda alguna le da motivos suficientes al TRIFE (Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación) … para anular la elección a Gobernador en Puebla.

Tan solo con las primeras fotografías y videos que se enviaron desde la apertura de la bodega y la inspección tanto de personal del Tribunal Federal como de MORENA, se evidencia una grotesca y grosera manipulación de los paquetes electorales, que más que urnas, parecen cajas para hacer una mudanza, violando todos los protocolos de seguridad y lineamientos a seguir, acorde a los artículos de la Ley General de Procedimientos Electorales.





Mirando ya la casi inminente anulación de la elección a Gobernador en Puebla, ni Martha Erika Alonso, ni Miguel Barbosa podrían participar en el proceso extraordinario, donde le correspondería al Poder Legislativo del Estado de Puebla, dominado por MORENA, programar y convocar a elecciones.

 
Aquí el vídeo:
 
https://www.youtube.com/watch?v=jFyLercMGUQ