Tenemos toda una vida en Selección Nacional Mayor, donde el 80% de los jugadores está comprometido y se entrega, sobre todo en las justas mundialistas, pero no ha sido suficiente para sobresalir fuera de México, en los campeonatos FIFA.

¿Qué hace falta para que ese 20% que siempre la embarra o se desconcentra se comprometa con el equipo? De ahí vienen las derrotas dolorosas en las fases de eliminación.

Por otro lado, hace falta la no intromisión en las decisiones del cuerpo técnico, por parte de federativos, ni de dueños, por sus corruptelas o apuestas que hacen, que envían a jugadores a sabotear de forma deliberada el trabajo de toda una Selección.





Los casos que podemos decir son 3 ó 4 jugadores en Estados Unidos 1994, cuando era una predisposición, mandarle un pase a Hugo Sánchez y no meterlo para la tanda de penales por una decisión equivocada de Miguel Mejía Barón.

Raúl Rodrigo Lara en Francia 98, por instrucciones de Azcarraga, y sus dos pifias que permitieron a Alemania, dar la voltereta a México por 2-1.

La eliminación en Corea-Japón 2002 perdiendo 0 – 2 contra el acérrimo rival: Estados Unidos. Mucho se rumoró que desde la Presidencia y la Federación, los mandaron a perder, para arreglar el tema del agua con Estados Unidos.





En Alemania 2006, la falta de comunicación con sus defensas de Oswaldo Sánchez, que a pesar de que México empezó ganando 1 – 0 a Argentina, se vio superado por 2 goles a 1.

En Sudáfrica 2010, la pifia del defensa Ricardo Osorio, que regaló el primer gol a la Argentina, y al final eliminaron a México con marcador de 3-1, con el honroso gol de Chicharito.

Una vez más en Brasil 2014, a pesar de ir ganando 1 -0 con gol de Giovanni Dos Santos, el error vino desde la dirección técnica: echar atrás el equipo mexicano por parte de Miguel Hererra y al final, Holanda superó a México por 2 goles a 1.

Y en Rusia 2018, dos partidos ganados con coraje, sobre todo contra Alemania, ganándole por primera vez en partido oficial de la FIFA por 1 gol a 0 y el 2 – 1 contra Corea del Sur. Pero un tercer partido jugado sin ganas de forma displicente, donde fueron goleados por Suecia por 3 goles a 0.





Y eliminados de nuevo, que aunque México iba perdiendo 1-0 contra Brasil, el equipo estaba presionando para empatar, pero … otra vez, una embarrada y displicencia, ésta vez, del mismo jugador que casi nos dejaba eliminados en la fase final de CONCACAF para ir a Brasil 2014: Hugo Ayala, que perdió una pelota en campo mexicano, y no fue capaz ni de correr para recuperar la pelota, de forma displicente se quedó parado, y vino la sepultura del 2 -0 sobre México, por parte de Brasil.

En conclusión: Si a final de cuentas, siempre se les impone a los jugadores un director técnico y a algunos se les nota la falta de compromiso en los partidos clave, pues mejor que ellos elijan al técnico con el cuál, se comprometan a dar el 120% para hacer un papel trascendente en las justas oficiales FIFA y sobre todo en los mundiales.

Y retomar la regla de minutos para menores de 18 años en primera división, que fue lo que llevó a la Selección Sub-23 a obtener la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. La misma Federación Mexicana de Fútbol echó por la borda esa magnífica regla que estaba dando resultados.

 
Aquí el video:
 
https://www.youtube.com/watch?v=OvMf1IM7jas