Se debe reconocer que la colombiana Mariana Duque, tiene un golpe certero, con fuerza y llegó como sembrada número dos de los XXIII Juegos Centroaméricanos y del Caribe. La mexicana Giuliana Olmos, no tuvo un mal partido, sin embargo debe trabajar en golpes más duros con la raqueta, así como los que hizo en el penúltimo juego.

Giuliana debe mostrar mucha más concentración, ya que la mayoría de sus golpes aún cuando ya tenía para ganar el punto, se iban hacia afuera por centímetros.





En las gradas se veía a Leo Lavalle, un tenista mexicano bastante bueno, que si de pronto la está entrenando, deben trabajar mucho en concentración, ubicación y fuerza en el golpeo.

A entrenar más y felicidades a la colombiana Mariana Duque, que sin duda dio un gran partido y vaya que será digna representante en los siguientes Panamericanos y Olímpicos de Tokio 2020.