En cualquier entrevista, con cuestionamientos interesantes, ya se recordando a Carmen Aristegui o Jorge Ramos recientemente, dejan ver a una Margarita Zavala, incapaz de articular una respuesta coherente ante cuestionamientos tan fáciles como: ¿Qué es la corrupción?

Es como cuando te preguntan una cosa y respondes otra. Lo peor de todo, es que no le da pena mostrar la poca preparación que tiene, y eso que presumen de tener su título de abogada, pero si a sabiendas que Peña Nieto plagió su tesis y se le nota en cada oso del que es actor principal, no sería tan absurdo imaginar que sea el mismo caso de Margarita Zavala.





Sin mencionar cuando Jorge Ramos le cuestionó sobre si respetaría el matrimonio entre parejas del mismo sexo, dijo no estar de acuerdo, por su tradición católica. Un político debe respetar la forma de creer y de pensar de la sociedad, pues en la diversidad, cada quien tiene sus preferencias y se deben respetar.

Realmente se necesita no solamente gente preparada para ocupar la silla presidencial, sino también honesta y coherente. En mi opinión, el único que cumple con ese requisito es el Lic. Andrés Manuel López Obrador.

 
Aquí el video:
 
https://www.youtube.com/watch?v=uTmbdNn3M9Y