No es de esperarse pues con el clima de inseguridad, violencia, corrupción e impunidad que imperan en México, el director de Inteligencia del Gobierno de los Estados Unidos, Daniel Coats, ve a todas luces un panorama donde el partido gobernante PRI (Partido Revolucionario Institucional) perderá el poder de la silla presidencial y de las Cámaras alta y baja.

Lo anterior debido al enojo social de los ciudadanos con los actuales gobiernos, lo ha orillado a preferir a candidatos de oposición, tanto en México como en Colombia, donde se celebran elecciones el 01 de julio y el 11 de marzo respectivamente.





Es una situación inusitada y muy parecida a la del año 2000, donde la mayoría de ciudadanos acudirá a las urnas y son con un fin: Dar el voto de castigo a los partidos gobernantes, ara así, tener un verdadero gobierno de oposición.