Dos pesos pesados y el retorno de Marcelo Ebrard quien desde 2015 fue perseguido por el gobierno de Enrique Peña Nieto, obligándolo a salir del país, pues iniciaron una cazería de brujas, intentando manchar su nombre con los defectos de la línea 12 del metro de la Ciudad de México, que fue construida durante su gestión como gobernador en la Ciudad de México de 2006 a 2012.

Hoy día tanto la constructora como el gobierno de la Ciudad de México, luego de demandas llegaron a un acuerdo, pues la Constructora tenía total responsabilidad, en la ejecución de la construcción. Por lo tanto Marcelo Ebrard está limpio.





Hoy día, Marcelo se une a MORENA, en invitación directa de AMLO (Andrés Manuel López Obrador) para coordinar la estrategia en defensa del voto, la zona norte de México, en la primera circunscripción electoral conformada por Baja California Norte y Sur, Chihuahua, Nayarit, Sonora y Jalisco.

El objetivo es fortalecer y evitar el fraude electoral realizando acciones de organización de células para la defensa del voto.