La juventud más despierta de toda la historia de México creo que está hoy en 2018, y diría que al mismo nivel de conciencia que la generación que pereció en el genocidio de Tlaltelolco, en 1968 con el trompas, Gustavo Díaz Ordaz.





Hoy en un mitin en Veracruz, Meade saludando a las personas que están al otro extremo de las vallas metálicas, al acercarse al joven a saludarlo, recibió el desprecio y el rechazo de un jóven que no le quiso responder el saludo.

Si dudarlo haría lo mismo, ya que gente que se pasa robando del erario y traficando con influencias, merece el total desprecio de la sociedad.

 
Aquí el video de Campechaneando: