Sin lugar a dudas las propuestas de López Obrador, que son viables y aún los más pesimistas, les dan una remota posibilidad de verse cumplidas, han sido copiadas por varios gobiernos y mal, y en ésta ocasión, por el aspirante presidencial del PAN (Partido Acción Nacional), Ricardo Anaya.

Propuso la Ley de Pensión Universal o Renta Básica Universal, la cual se le daría a cada uno de los 123 millones de mexicanos que habitamos territorio nacional, sean ricos, de clase media o pobres.

Si hacemos cuentas con una calculadora simple no nos dan las cuentas, pero bueno; considerando que el presupuesto anual que ejerce la federación es de 5 billones de pesos, es decir, $5.000.000.000.000 (cinco mil millones de millones de pesos).




Tan solo si se le dieran a cada mexicano dos mil pesos mensuales, se estarían gastando casi los 3 billones anuales de presupuesto. Según él se quitarían todos los programas sociales a cambio de éste esquema.

Un esquema injusto pues aún quien no lo necesita, recibiría su pensión, e imposible porque simplemente, no alcanza el dinero del presupuesto, para el resto de rubros que requiere la nación mexicana.

 
Aquí el video de Campechaneando: