Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de la O.N.U. (Organización de las Naciones Unidas) advierte al Gobierno Mexicano, que la Ley de Seguridad Interior, no es la respuesta idónea para resolver el problema de inseguridad.

Es una legislación que carece de garantías (sin mencionar que viola el artículo 9o de la Constitución) de acuerdo a las normas internacionales de derechos humanos, contra el uso arbitrario, ilegítimo o excesivo de la fuerza.





Todas las organizaciones internacionales, entre ellas también Amnistía Internacional, la O.E.A. (Organización de Estados Americanos) con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otras, coinciden con la O.N.U. , en que la Ley de Seguridad Interior, solo agudizará las violaciones a Derechos Humanos.