El ex-consejero de seguridad del presidente Donald Trump, Michael Flynn, ha aceptado los cargos que presentó el fiscal Robert Mueller, que lo acusan de falso tesimonio al FBI (Buró Federal de Investigación de los Estados Unidos), lo cual le podría acarrear una pena de 5 (cinco) años de cárcel.

Bien sea que haya estado con apoyo o no de Rusia, la realidad es que el poder oscuro de la élite de Estados Unidos, que no logró llevar a Hillary Clinton a la casa blanca, ha estado atacando a un Donald Trump, aprovechándose de su falencias de Jefe de Estado, aunque impetuoso con sus promesas de campaña, ha tenido poco margen de maniobra.





Quizá sea poco lo que logre hacer Trump, sin embargo, tiene un as majo la manga. Si logra que la economía gringa no colapse, ya todo será ganancia para él, su partido y quienes votaron por él. Sin embargo si no lo logra, en las elecciones intermedias, la factura le será cobrada.