Si se trata de una institución con carácter meramente informativo, es la Comisión Reguladora de Energía, ya que el nombre de Reguladora, se ha quedado corto, y lo decimos por el abuso no solo en el aumento de gasolinas sino en el precio del tanque de gas de 30 Kg. que en éste 2017 pasó de $467 pesos a $590 pesos.

Con éste aumento de $123 pesos, es una verdadera burla, el papel que juega la PROFECO (Procuraduría Federal del Consumidor), pues una cosa es que se hallan liberado los precios de los combustibles, y otra muy diferente, que se permita éste abuso de los re-vendedores o distribuidores de gas LP.





Por ejemplo, en Tamaulipas, el precio del tanque llega a los $620 pesos. Es indiscutible que urge dar marcha atrás a la Reforma Energética, donde varios políticos están involucrados y son parte de empresas del rubro energético, ya sean de exploración y/o perforación, o en su defecto hasta accionistas de las mismas. Incluso en el negocio de la importación de gas pueden existir caso de corrupción, que permiten elevar el costo de compra para aumentar la mordida de algunos funcionarios públicos.